Páginas

domingo, 11 de noviembre de 2012

DESPUÉS DE LA FIESTA HALLOWEEN MONSTER HIGH

Ya ha pasado una semana, y durante estos días en casa hemos revivido una y otra vez todos los momentos buenos de la fiesta. Viendo las fotos y los vídeos, los nuestros y los de Boing. Y rememorando sin parar los momentos que más nos gustaron. El favorito de mi niña fue, sin duda, cuando las Monster High bajaron por las escaleras para darles la bienvenida. Lo recuerda con tanta emoción que contagia sólo con verla. Y para mí es difícil tomar una decisión porque disfruté tanto desde el principio hasta el final. 

Escalera por la que bajaron las Monster High en el momento de dar la bienvenida a los pequeños invitados.

Cuando he comentado a mis amigos y familiares todo lo ocurrido allí, ellos me han preguntado e insistido mucho en el mismo tema, el tema de los regalos. Que qué fue lo que le regalaron a Sara, que por qué no le regalaron una muñeca, que qué pasó con las muñecas que decoraban la fiesta,...??? Y yo les he repetido siempre lo mismo, allí estábamos disfrutando el momento y lo que menos nos preocupaba eran los regalos o lo que la gente hiciera con los adornos de la decoración. Todos los obsequios que recibimos se pueden comprar pero la fiesta en sí era un momento único e irrepetible, aquello no tenía precio ni sabemos si se volverá a repetir, y si se repite tampoco sabemos si podremos estar allí. 


Mientras había llaves para la fiesta en la Monster High Machine mi objetivo era conseguirla, fuera como fuese. En cambio, otras personas preferían conseguir el resto de premios, muñecas, juegos para videoconsolas, playsets... Y no he parado de repetir que esos premios están en todos los comercios, se pueden comprar, pero la fiesta es algo imposible de comprar, y hasta que no lo han visto no se han dado cuenta de lo que se han perdido. 

Momento del final de la fiesta en el que se ven los globos y las guirnaldas.

Durante la fiesta estuve hablando con varios padres y acompañantes de los niños. Algunos no paraban de repetir frases como "qué mal organizado está esto", "ya les podrían haber regalado una muñeca", "¿por qué tienen que grabar más a esa niña que al resto?" (esto era en relación a la niña que ganó el concurso a través de Boing, la cual tenía una cámara pendiente de todo lo que hacía y decía), y queja tras queja... Y yo ni caso, porque en cuanto a la organización he de decir que fue fantástica, imagino que tener que organizar algo de esa magnitud tiene que tener mucha tela marinera. Sólo recordar lo que me costó organizar mi boda me basta para imaginarlo. En cuanto a los regalos, pues ya se sabe, "a caballo regalado no le mires el diente". Y en cuanto a lo de que grabaran más a aquella niña, sobra decir nada, es algo lógico pues Boing tenía que promocionar a la niña que había ganado su concurso. Y nada más hay que ver los vídeos de Boing para ver el desparpajo y la gracia que tiene esa pequeña. Mi hija, sin ir más lejos, es muy tímida y no le hubiesen sacado ni una palabra.

Pero no quiero ser pelota y he de decir que también tengo mis quejas. Si habéis visto las fotos que hice seguro que os habréis fijado en que mi hija no estaba completamente disfrazada, y como ella muchos otros niños pequeños. Mi niña tiene 6 años y, entre lo tímida que es y que allí no se encontraba con la suficiente confianza para disponer a su antojo, lo único que pudo ponerse fue una peluca, que seguro que se la pusieron. Peluca que acabó quitándose porque le molestaba. Al final iba sólo con la cara pintada. No era la única niña con ese problema. Los sobrinos de mi amigo iban igual, pintados y sin nada más. En cambio, los niños más mayores sí supieron resolver ese problema y ellos mismos pudieron disfrazarse sin vergüenza. Lo cual le dio más colorido a la fiesta. Y creo que todo el problema fue por ajustar los horarios, ya que se retrasaron bastante con el primer grupo, el que estaba formado por los niños de Italia y Francia. Los cuales, por cierto, eran los que mejor iban caracterizados.

Si es que son "Divinas de la Muerte".

Otro punto era el de las muñecas que decoraban la fiesta. En diversos lugares habían colocado a las Muñecas Monster High Ghouls Rule ("Una Fiesta Divina de la Muerte") como parte del decorado y, por supuesto, como publicidad porque la fiesta era para eso, para dar publicidad a la marca y a las muñecas. Cuando voy invitada a algún sitio no se me ocurre llevarme los adornos. Voy a casa de mis amigas y no me da por llevarme uno de sus jarrones así por la cara. En cambio, allí desaparecieron todas. Cuando nos disponíamos a volver al hotel, en el autobús que nos pusieron para ello, pude oír a varias madres que decían haber cogido las muñecas. Mi marido y yo no dábamos crédito y mi hija me preguntó si las muñecas se podían coger. Pues claro que no se podían coger. Allí nadie dijo "venga, a coger muñecas". Pero esto no es un problema de la organización, esto es un problema de falta de civismo por parte de los invitados que fueron hurtando parte del decorado. Hay quien me dice que si hubiesen ido habrían cogido una para su sobrina, otra para la vecina y otra para ellos mismos. Claro, si a mí me dicen "venga, a coger muñecas", pues sí y grito "tonto el último" y cojo muñecas hasta para parar un tren, aunque allí no había tantas. Pero, aunque las muñecas pudieran resultar tentadoras para la mayoría, el motivo que me hacía estar en la fiesta no era precisamente hacerme con ellas de ese modo. Estábamos allí para disfrutar de aquél momento único e irrepetible, como ya he dicho al principio, y lo último que se me ocurre es hacer algo que no suelo hacer, llevarme los adornos de las casas a las que me invitan. 

Estaban al alcance de la mano y eran toda una tentación. Eso sí, y yo en la parra!!

Dicho lo dicho, a Mattel-Monster High les doy un 10, pero a los invitados no los invitaría a ninguna de mis fiestas, que me dejarían sin colección!!! ;)

Ojalá vuelvan a repetir algo así. Ojalá podamos volver a estar allí. Ojalá hicieran un parque temático de Monster High que funcionara de este modo todos los días del año. Y ojalá lo hicieran cerca de mi casa!!!

Era tal la felicidad del momento que no paraba de correr!!! Como para estar pendiente de otras cosas!!

Ahhh, y si alguien, que haya cogido alguna de las muñecas, lee todo lo aquí contado, espero que no se moleste, pues no es mi intención ofender a nadie. Todo lo digo sin acritud y con mucho sentido del humor. Y es que de algo tengo que hablar, no???

4 comentarios:

  1. gran entrada!! la verdad que mirando desde tu punto de vista da cosilla ver que la gente se lo llevara como si nada...hay que preguntar antes de coger las cosas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Hecheres!!! En el fondo me hubiese gustado tener alguna de aquellas monadas, y eso que ya las tengo, pero nunca son suficientes, jajajjaja

      Eliminar
  2. Felicidades,de verdad querida Moni por tu blog,y esas maravillas de fotos gracias
    por compartirlas con todos!!!!,ademas soy la primera en ser seguidora de la pagina,como podrás ver también la he publicado en mi pagina, <3.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias Maryxa!! Me alegra que te guste y te agradezco mucho tanto que te hayas hecho seguidora como que lo hayas publicado en tu página, la cual ya sabes que sigo. Te mando un fuerte beso para Chile!!!

      Eliminar